martes, 24 de julio de 2012

POEMA A MI NIETO


SEXTO POEMA















Tu risa contagiosa detrás de las picardías y el cariño de tus brazos,
como alas de mariposas rodeándome cuando te visito,
me dan motivos para perseverar.
Al acurrucarte en mi regazo, con un mohín comprador,
como inofensivo cachorro, pedís más, más tiempo para compartir,
me quedo sin escusa y me dan ganas de consentirte.
¿Como manifestarte con simples vocablos
lo que significas para mi?
Esas manos diminutas, a modo de agiles felinos,
suaves como rayos de luna,
disponen y desarticulan cuanto juego armamos.
Las torres de ladrillos de colores, quisiéramos q
fueran murallas para confinar el tiempo
con insólitas fantasías de paralizarlo.
Los bosquejos en papel con crayones multicolores
en forma de animales despatarrados o arboles sin hojas
son tu pasatiempo favorito, mientras aprendo que
puede existir una vaca rosada.
Tus preguntas inocentes llenas de espontaneidad
y ruidosas exclamaciones,
cual gorjeos de gorriones, colman la casa.
Cuando, con ojitos cálidos y traviesos, ingenuidad de ángel
y atisbos de príncipe, dulcemente
me llamas ABUELA ADELA, se deshace mi alma
y me desmorono vencida a tus pies.
El tiempo que se disipa en las pequeñas travesuras
nunca nos alcanza, siempre queremos más.
Pero el día se agota y tengo que marchar...

MARIA ADELA SCHAMNE
SANTA FE- ARGENTINA

4 comentarios:

  1. Muy tierno!!! me encanto!!!
    Caro

    ResponderEliminar
  2. Dios Santo!!!... es maravilloso, este sentimiento...abuelita después de mamá es la palabra mas bella q un nieto puede decir. oh, gracias por escribir lo que nace del corazón. amo inmensamente a mi nieto. felicidades por este precioso poema. bendiciones a todos esos hermosos nietos.

    ResponderEliminar