sábado, 28 de julio de 2012

INVOLUCRADO


CENTÉSIMO DÉCIMO SEGUNDO POEMA















 
Me involucro demasiado
con mis sueños.
De allí mi constante desacierto
con la realidad
que me circunda.

Por eso es que deshojo pétalos
cuando ni siquiera transcurre
una primavera.
Por eso el temblor en mi alma,
cuando cae la noche
cercenando estrellas.

Estoy confundido
con el ocaso.
A la tarde no la encuentro
ni levantando
mis zapatos.

La mañana es un desperezar constante,
ningún ave alza su vuelo
hasta que yo no me lave
el rostro.

Nadie alimenta al sol
si no enderezo mi ruta.
Ninguna nube se precia como tal
si antes no reviso
mis huellas.

Me involucro demasiado con mis sueños.
De allí es mi desapego
con esta tristeza
silbando bajito.


Héctor Delaloye Echavarría.
Desde Rosario, Pcia de Santa Fe, Argentina
hjavier437@gmail.com

6 comentarios:

  1. Héctor, te merecés ganar, todo lo que escribís es maravilloso!! Angie

    ResponderEliminar
  2. Un texto precioso, colmado de imágenes capturando el instante. Muy sugerente y con fondo y forma excelente. Felicitaciones y un cordial abrazo.
    Jeniffer Moore
    Miami, FL USA

    ResponderEliminar
  3. Héctor, hermoso poema, como siempre!! Y yo "me involucro" en las letras.

    ResponderEliminar
  4. !Bellisimo poema,todo lo que escribes me inspira..

    ResponderEliminar
  5. Lo que me impresiona de tu poema, que le haces partícipe aquien se deleita con tus letras, es profundo, conmovedor, lleno de sentires, la imagen bellísima. Felicidades Héctor, Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar