martes, 31 de julio de 2012

VIEJO


CENTÉSIMO POEMA












Su mirada inerte,
Se cruza con el vidrio envejecido,
de aquel viejo y quebrado espejo de pared,
para encontrar el rostro de un desconocido,
Ajado y cansado, indiferente al tiempo,
pero testigo eminente del propio.

Más allá de los surcos marcados por los años sobre aquella piel que un día fuese tersa,
Se guardan los recuerdos de cada segundo vivido.
Los momentos compartidos, las vivencias, las emociones, penas y alegrías,
Ahí, cada lágrima derramada, ha plasmado su herencia,
Fortaleciendo el corazón y endureciendo el semblante.

Más allá de esos ojos, es donde los ojos del alma se refugian,
los que vieron la belleza, el esplendor, la pasión y los que se deslumbraron con el amor.
Ahí, ellos también guardan las amargas imágenes del dolor, la pena y el agobio.
Pero un día, aquellos ojos, también vieron florecer la vida,
Vida que a partir de ese momento entregaste al mundo, llevándose una parte de ti.

Tus manos cansadas, casi inhabilitadas por la dureza del tiempo y el arduo trabajo,
Supieron un día dar calor, ofrecer ternura y sostener sin condición.
Esas manos que un día, eran bellas y lozanas,
Hoy no solo reflejan el cansancio,
Sino la fortaleza de quien las lleva muy en alto.

El caminar se ha hecho despacio, casi ya cuesta trabajo el avanzar,
Y muchos dirán, “Ese viejo se ha ya de retirar”,
Mas tu alma siente ahora, que es cuando más lento has de caminar,
Para recordar los caminos por donde ya no volverás a pasar.
Avanza lento y seguro, que nadie apure tu andar, tu camino es único, solo tú lo has de andar.

Que nadie te llame viejo, que nadie te diga senil.
Que el reflejo de tu rostro no empañé lo que los ojos del alma han de presenciar.
Que sea nobleza y simpleza lo que más has de resaltar.
Que la apariencia física no dicte tu conciencia, y
Que la piel ajada no sea distorsión a la suave textura de tu corazón.

Cuando mires a través ese espejo viejo y quebrado,
Que no solo veas el reflejo de lo que después de años ha quedado,
Mira más allá, adentro y muy profundo,
En donde viven las memorias y momentos que ahí se han guardado,
Y veras que “Gran Viejo” la vida ha creado.

Tu caminar de grandes vivencias se ha colmado,
Las alegrías y las penas, parte de tu vida han formado,
Y la vida ha sido plena porque a ella tú te has entregado.
Deja que la fuerza de la experiencia, refuerce tu débil caminar
Que las alegrías sean la luz de tus ojos al mirar.

Déjale saber al mundo, que eres un Viejo que ha vivido su vida de verdad,
Que el orgullo de todo y nada, que has podido lograr,
Será lo más preciado que un día te has de llevar
Cuando ya el día llegue, y nuestro Padre te ha de llamar
Y así finalmente a tu descanso te has de retirar.

María Paz López
Long Branch, New Jersey, Estados Unidos

13 comentarios:

  1. "Muy bonito, me hicieron recordar a mi viejito lindo que no esta presente.......".

    ResponderEliminar
  2. un gran poema , para grandes personas que han vivido su vida de verdad .
    realmente bueno .

    ResponderEliminar
  3. Me encantò Marcee! espero que ganes :D muy bello
    Esta parte me gustò mucho :)
    "Deja que la fuerza de la experiencia, refuerce tu débil caminar
    Que las alegrías sean la luz de tus ojos al mirar."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patricia Fernandez26 de mayo de 2012, 18:10

      Muy lindo Marcelita, a la vez triste, porque tambien me recuerda a mi viejito que ya partió.

      Eliminar
  4. Marce: Espectacular, una enseñanza de vida y eso es lo que quiero dejar en esta vida una gran vieja. Sigue escribiendo que lo haces muy bien y que sigas recibiendo bendiciones ya que con estos poemas llegas directo al corazón.

    ResponderEliminar
  5. marce muy hermoso poema como siempre muy cierto y con mucho sentimiento te felicito amiga y tienes que seguir escribiendo

    ResponderEliminar
  6. bellas palabras
    son el reflejo de vida de un gran hombre que tuve la suerte de conocer
    me emocionan demasiado tus palabras, sigue asi

    ResponderEliminar
  7. Felicidades Marcela, hermoso y profundo poema , escrito con el corazon. Marcela es una mujer sincera e autentica. Sigue asi. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  8. Marce, hermosas palabras, reflejan todo el cariño y admiración que se puede sentir por alguién, ojala lo puedas publicar , este y muchos más.

    Felicitaciones

    Marcela

    ResponderEliminar
  9. Mira tú, con tus dotes literarias, te felicito, muy bonito

    ResponderEliminar
  10. Desde la estrofa de ingreso se desliza uno por el tema, como si leerlo trajera los sentimientos que se han estado esperando. Emocionante.

    ResponderEliminar
  11. Les agradezco a todos los que han dejado sus comentarios, sinceramente Muchas Gracias

    ResponderEliminar